¿Qué es Escena Doméstica?

La definición…

Escena Doméstica es un festival en espacios caseros organizado por un grupo de artistas, investigadores, programadores, teóricos, dramaturgos y  coreógrafos que validan el lugar de “La Casa” como espacio escénico. Las personas que colaboran o integran el colectivo actualmente de este festival están en él porque buscan crear nuevos contextos. Con el fin de entregar al espectador una experiencia fuera de los espacios convencionales, incentivando un receptor activo, emancipado y participativo que se integra a la acción escénica caseramente. Su existencia es un intento por abrir nuevos espacios de autogestión y mantener viva la creación sin depender de los grandes presupuestos.

Pero más allá de la declaración de principios del festival es importante en está presentación volver a la raíz de todo esto, porque todo tiene un origen (y es aquí cuando dejo la voz del colectivo para compartir una experiencia.)

Así partió todo

El año 2009 fue la primera vez que conocí una nueva realidad dentro de la autogestión: la utilización del espacio doméstico, como escena para la creación. La revelación provino de la conferencia  El Discurso es Mio, presentada en el festival SISMO, Madrid por el performer y crítico Quim Pujol quien desilusionado de la programación y el diseño de los teatros convencionales había abandonado el espacio teatral para abrir las puertas de su propio hogar. En ese momento lo primero que vino a mi mente fue la lista larga de artistas chilenos que durante la década de los 80 y 90 habían utilizado “La Casa” como un espacio de presentación de sus piezas y acciones escénicas. Claramente no era algo particularmente nuevo, sin embargo de inmediato surgió la pregunta ¿Porqué dejaron de hacerlo?

Al pasar el tiempo comencé a ser testigo de este interesante fenómeno, asistí a una serie de piezas y acciones en casas (muchas), dentro de festivales o programaciones en principio para satisfacer mi curiosidad y entender el funcionamiento de este gesto casero. Sin duda lo más enriquecedor cómo espectador fue la experiencia. Compartir el salón o la cocina de un extraño con un grupo de desconocidos que observaban al igual que yo una acción performativa, me hizo sentir mucho más que un receptor. Ese espacio doméstico me hacía sentir activo, olvidando la sensación de las butacas y de la oscuridad, existía una experiencia común….una experiencia que permanecía incluso al salir de ese hogar generándose una amable complicidad. Todos habíamos sido parte de algo.

El año 2010, Quim Pujol presentó su proyecto de festival La Estrategia Doméstica en Barcelona, congregando a una gran cantidad de artistas, teóricos e investigadores los que participaron en casas de amigos y colaboradores abriendo una nueva posibilidad al uso de la casa,  no sólo cómo un espacio de presentación de piezas sino como una propuesta de programación, quebrando con la estructura convencional de los festivales y otorgando esperanzas a la autogestión y la independencia. A fines de ese mismo año el coreógrafo y  programador Juan Domínguez (Director del festival In-presentables en Madrid) optó por este formato de festival  integrando un nuevo ingrediente: la simultaneidad. Así nace en diciembre de 2010 Livig Room Festival, festival en espacios domésticos realizado paralelamente en dos ciudades Madrid y Berlín.  Durante cuatro días ambas ciudades estuvieron conectadas presentando performance, películas, conciertos y conferencias en los salones de casas de artistas y colaboradores del festival.

Todos estos antecedentes, contextos y experiencias me hicieron pensar que quizás en Chile podríamos llevar a cabo un proyecto similar, sobretodo por qué existe una tradición casera que podría ser rescatada. Conociendo todos estos antecedentes y reflexiones el lector de esta presentación  se preguntará entonces ¿es éste festival una copia? Claramente lo es, es una copia de formatos actuales y de antaño,  que nace de la necesidad por generar nuevos contextos en una escena nacional que dependen de manera obsesiva de los llamados fondos concursables… En estos últimos 20 años las Artes Escénicas chilenas se han condicionado a una producción restringida, dependiente de los fondos y de las programaciones de los grandes teatros. Esto genera que  muchas veces el gesto creativo se suspenda por la falta de recursos y de espacios.

Por otro lado, la copia del formato es un manifiesto hacia el nuevo rol del espectador.  En Chile hoy la palabra Espectador ha ganado un nuevo sitio gracias a las escuelas de espectadores que han generado que este concepto vuelva a ser de interés para los creadores y artistas. En este sentido creo apasionadamente que el espacio doméstico puede ser un lugar interesante de acción para el propio espectador, modificando su rol de receptor o consumidor pasivo. Tal como dice Juan Domínguez en la presentación de Living Room Festival consideraremos nuestros trabajos como dispositivos para crear relaciones en lugar de objetos para el consumo. Lo que reubica la posición del artista y del espectador.

Escena Doméstica es una propuesta que partió de manera individual para convertirse en un colectivo. Actualmente es el proyecto de muchos colaboradores, entre ellos artistas, programadores, investigadores, teóricos, dramaturgos y amigos que han hecho de este proyecto su desafío.

Cada mes tendremos una programación en casas lo que será realizado simultáneamente entre Santiago y regiones, el gesto de descentralizar  es parte de nuestra inquietud.

Sólo queda invitarlos a jugar, experimentar y compartir en nuestra Casa…

María José Cifuentes, Jorge Tieffenberg, Simón Pérez

 

Anuncios

3 comentarios en “¿Qué es Escena Doméstica?

  1. ¡¡¡¡Felicitaciones!!!
    Nada más que volver a Chile y empezar a hacer cosas! Muy bien! El concepto es muy político y interesante. No obstante, es importante que los teatros no se olviden de su rol en la sociedad: abrir sus puertas a los individuos y enseñar arte que no sea solamente mainstream. Que esto festival permita reflexionar también sobre eso. ¿Por qué cada vez mas hay iniciativas como esta en todo mundo? Por que los teatros arriesgan cada vez menos a presentar nuevas lenguajes y por que están cada vez mas dentro de un mercado neo liberal.
    Un beso grande. A ver si la próxima edición presentas a Michela Depetris con su obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s